Centro de Estimulación Integral Juan Luis Undurraga Echazarreta

2015   I   Talagante, Región Metropolitana, Chile   I   3.690 m2

Colaboradores: Tomás Correa del Valle, Rodrigo Muñoz Mancilla / Nicolás Sabbagh C.

 

Este Proyecto obtiene el primer Lugar  de un Concurso Privado de Arquitectura  encargado por la Fundación Juan Luis Undurraga Echazarreta, quien invita a 4 destacadas oficinas de Arquitectura, una de las cuales  fue Sabbagh Arquitectos con quien se desarrolla el proyecto como oficina asociada.

El encargo fue desarrollar un Centro de Estimulación para niños con discapacidad ubicado en el casco histórico de la ciudad de Talagante, región metropolitana, Santiago, Chile.

Se propone un edificio que abre la manzana para mostrar su funcionamiento interior. De esta manera se integra inclusivamente a la ciudad al proyecto de la Fundación.

Con cerramientos simples y  un adecuado control de acceso, se  logra la seguridad necesaria sin impedir una integración controlada de la comunidad.

 El proyecto ubica los programas más públicos estratégicamente en las calles más transitadas, para poder compartir  eventos con la comunidad. La capilla se abre hacia el patio adoquinado de los estacionamientos y se transforma en un altar que permite dar misas al exterior bajo la sombra de los árboles en las fechas importantes. El gimnasio de la misma forma se puede abrir hacia el interior o al exterior, para ofrecer eventos externos o internos. El auditorio, al estar ubicado en el acceso y sobre la calle principal Bernardo O´Higgins, permite efectuar eventos tanto privados como públicos.

Además posee una gran puerta, que abre el espacio para generar exposiciones, transformando la recepción en un foyer abastecido por la cafetería.  

La cafetería se ubica en la esquina de la calle Bdo O´Higgins, transformándose en una rótula que invita a entrar y conecta el Centro de Estimulación con la ciudad.

El proyecto pone énfasis en la incorporación de recursos arquitectónicos que contribuyan a mejorar las condiciones de confort con métodos pasivos de bajo costo y  bajo consumo de energía,  para  control de humedad y temperatura. Con  la incorporación de patios interiores, aleros, celosías y espacios intermedios como corredores y galerías, además del uso de vegetación, se puede generar una gran eficiencia no sólo en  las condiciones de confort y habitabilidad del edificio, sino también en reducir gastos en mantención y aumento de la vida útil de los materiales.

1/8