Concurso de Anteproyectos Edificio Mirador Santa Sofía

2014   I   Concurso de Anteproyectos de Arquitectura  Edificio Mirador Santa Sofía   I   Nueva Costanera Gestión Inmobiliaria S.A. 

1er Lugar / Jose Domingo Peñafiel Arquitectos + Juan Carlos Sabbagh Arquitectos / Colaboradores: María Paz Laso, Cornelio Saavedra, Nicolas Sabbagh, Tomás Correa.

 

El concurso consistía en proyectar un conjunto de edificios de viviendas de alto estándar, en un terreno de fuerte pendiente orientado al oriente, situado en el barrio La Dehesa, en Santiago de Chile.

Esta propuesta está originada en el lugar, en su topografía, en su vegetación nativa, en la pendiente del suelo y en la orientación.  El emplazamiento de los edificios está propuesto principalmente en el respeto del suelo y de sus cotas.  Los edificios se emplazan de manera de no cortar el terreno, de no excavarlo más de lo necesario, de no anularlo y de no contradecir sus características naturales. El terreno es un lomaje con vegetación nativa baja y está cruzado de arriba a abajo por quebradas menores que recogen las aguas de la lluvia y las conducen en forma natural al plano del valle. 

Las normas de edificación que afectan al terreno  y las necesidades inmobiliarias del proyecto, llevan a conformar los edificios como construcciones escalonadas.

Un desafío importante de la propuesta es mantener la potencia y la presencia  del terreno en su estado más natural, donde la superficie del suelo y la vegetación sean más fuertes que la construcción. Otro desafío es lograr que no se pierda la topografía original y la imagen del cerro en el valle.  Para lograrlo, se propone conservar algunas de las quebradas principales que bajan por la ladera, y hacer que los cuerpos construidos se separen  entre ellos para darles paso. Esto deja a los edificios rodeados de vegetación y  en un segundo plano en relación al lugar.

Al tener como un objetivo el respetar el suelo con su vegetación levantamos el edificio del suelo,  haciendo penetrar la tierra con su vegetación bajo el cuerpo construido.  Así incorporamos luz, aire, vida, vegetación, en las caras posteriores de los edificios, evitando las caras ciegas contra terreno, que harían que los departamentos tengan una de sus caras principales sin posibilidad de luz ni ventilación natural. 

 Además del desplazamiento en la vertical para ir escalonando a lo largo del terreno, los departamentos se desplazan en la horizontal de manera de no conformar bloques, sino unidades que se van esparciendo por el suelo y donde la vegetación va rodeando su perímetro. Se buscó en la propuesta un grano de casas (como en el resto del barrio) y no uno de edificios. La unidad es el departamento y no el edificio completo.  Esto hace una gran diferencia en la imagen del conjunto. 

1/8